Saltar al contenido

Antecedentes

La LOPD permanece vigente desde el 15 de enero de 2000, momento en el que quedó derogada la anterior LORTAD. La diferencia fundamental entre ambas es que el ámbito de la LORTAD únicamente abarcaba los ficheros que contuviesen datos de carácter personal que se almacenasen en soporte electrónico. La LOPD amplia este ámbito a cualquier tipo de soporte, es decir , los ficheros en formato papel también están sujetos a esta reglamentación.

No obstante lo anterior, la LOPD mantiene vigentes algunos aspectos de la LORTAD. En este sentido se establece que se mantiene la vigencia de la LORTAD “en todo lo que no se oponga a la Ley”.